El Leganes

En lo que no deja de ser una continuación de ya lo exhibido el curso pasado, el Club Deportivo Leganés de Asier Garitano ha arrancado la temporada de una forma inmejorable. La presión sigue surtiendo efecto ante sus máximos rivales, el centro del campo a partir de la figura de Rubén Pérez sigue tomando buenas decisiones en cada jugada y la banda izquierda, el costado de Rico y Szymanowski, sigue siendo el arma ofensiva que acerca al equipo pepinero al gol.
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
La línea es tremendamente continuista, cuestión que ya se podía entrever a partir de los refuerzos llegados en el mercado estival. La confirmación de Dimitrios Siovas, la apuesta por otro central como Ezequiel Muñoz, las incorporaciones de Tito, Raúl García o Zaldúa para los laterales, la vuelta de Eraso para la medular… Todos los jugadores parecen cortados por un mismo patrón de cara a reforzar una apuesta colectiva que incluso los más talentosos, con la única excepción de Omar Ramos, encuentra un evidente nexo de unión.

Claudio Beauvue no llega para alterar este ecosistema, sino para reforzarlo todavía más. La temporada pasada, como ya comentarios en un par de ocasiones, el Leganés fue el equipo de Primera con menos gol de la categoría. Apenas 36 tantos, menos de uno por partido, marcó el conjunto de Garitano. Pero el dato impactante no es ese, sino que los dos delanteros centro del equipo, Guerrero y Luciano, ni siquiera llegaran a la decena de tantos entre los dos.
Algo que, por otra parte, entraba dentro del plan. El Leganés le pide a sus 9s otras cuestiones tan relevantes a nivel colectivo como el remate final: la presión en primera línea, el juego de espaldas, fijar a los centrales, pelear el juego directo.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
No es que la falta de gol de sus puntas les venga bien de ninguna manera, obviamente, pero el Leganés lo tiene asimilado y por eso potencia otros caminos, como el de la banda izquierda o el balón parado. Es decir, que a cambio de debilitar una parte, Asier al menos refuerza así el todo. Pero, ¿y si pudiese hacer las dos cosas a la vez? Esa es la posibilidad que ofrece la llegada de Beauvue. El futbolista francés, que hizo carrera como extremo hasta que explotó como punta, encaja muy bien en la idiosincrasia pepinera como nueve. Es un jugador intenso, rápido, muy constante, que cae bien a los costados y que domina el juego aéreo como muy pocos a pesar su escaso 1,74cm de altura.

Con Beauvue arriba, Asier Garitano se garantizaría el cumplimiento de una serie de tareas de las que luego Rubén Pérez, Gabriel Pires, Javier Eraso o Alexander Szymanowski irían dando cuenta tanto a nivel defensivo como a nivel creativo o incluso rematador. Pero es que, además, Beauvue tiene más olfato goleador que Guerrero. No es que sus cifras sean nada del otro mundo, como no lo han sido en el Celta por jugar casi siempre en banda, pero en el EA Guingamp, jugando en punta, demostró cómo a partir de su ruptura, su remate y su gran salto puede representar una amenaza lo suficientemente efectiva como para que un equipo como el Leganés, que necesita muy pocos goles para sumar puntos, se acerque a la permanencia.

Iniesta hace lo imposible

De la misma manera que el desembarco de Ernesto Valverde se interpretó con certeza como una gran noticia para Sergio Busquets, hacer lo propio en relación a Andrés Iniesta exigía un optimismo superior. Para un centrocampista que va camino de los 34 años, un entrenador caracterizado por la intensidad física de sus planteamientos no parecía la mejor de las continuaciones. Sin embargo, recuperar las bases del juego de posición difuminadas durante el trienio anterior podría compensar esa diferencia y rescatar una versión del capitán de los azulgranas que dotase a esa medular de una jerarquía que nunca sobra. Ayer, contra la Juventus FC, se pudieron coleccionar argumentos para defender esta perspectiva.
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
Resulta evidente que la mayor diferencia existente entre esta campaña y las pasadas reside en la ausencia de Neymar JR. Por supuesto se le echará de menos pero también se ha abierto una puerta al trabajo de un técnico que Ernesto Valverde está aprovechando para compensar ciertas cosas. Dos de los ajustes más identificables consisten en la reconfiguración del tridente (se ocupa la banda derecha y se deja libre la izquierda, centrando a Messi y escorando ligeramente a Suárez) y la recalibración del centro del campo, donde Rakitic ha tomado un papel posado en virtud del cual guarda la posición para participar en la gestación y la gestión de las jugadas. Dichas novedades han desembocado en un contexto que permite a Iniesta una participación superior a cambio de un despliegue físico más acorde a sus posibilidades actuales, lo cual se veía casi imprescindibles para extraerle su último fútbol estelar.

En el curso 2015/16, Iniesta exhibió uno de sus niveles más impresionantes pese a compartir alineación y formato con la emblemática delantera Messi-Suárez-Neymar. Para ello, se liberó de las cadenas que le habían atado de modo sempiterno -y desde luego placentero- a su zona de interior izquierdo y pasó a viajar a lugares mucho más lejanos tanto en el eje vertical como en el eje horizontal. Verticalmente, bajaba a recoger la pelota en ausencia de ese interior tipo Xavi que la trasladaba hacia arriba mientras él esperaba; horizontalmente, comenzó a pasearse por el sector derecho para acercase a Messi y similar entre ambos, con influencia irregular, contextos de control. Por supuesto, esto representó una carga física y rítmica que acabó cobrándose la factura en forma de lesiones y de un rendimiento general con forma de dientes de sierra -demasiar bajadas y subidas-. Era claro: a Iniesta había que estabilizarlo.
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Con el nuevo sistema, se ha producido distintas sinergias favorecen la creación de ese contexto más magnánimo. El hecho de que Rakitic parta desde más abajo y haya exponenciado su relación con el balón -incluso ayer, en su peor partido, se fue a los 76 pases- habilita a Iniesta para esperar más arriba, entre líneas, reconciliándose con su verdadera -y determinante- esencia, del mismo modo que la marcha de Neymar, unida a la naturaleza del nuevo ocupante de la izquierda, que es Suárez y tiende a acudir de modo muy nítido hacia el área del “9”, hace que Iniesta vaya a ser el destinatario prioritario de uno de los pases de gestión más repetidos en el juego del FC Barcelona: el que da Jordi Alba hacia atrás tras recibir la pelota después de un cambio de orientación de Rakitic o, fundamentalmente, Messi.

Bayern vs Sevilla

Adiós al sueño europeo; punto y final a la andadura del Sevilla en Champions League. El Bayern solventó la papeleta de la vuelta de cuartos con un juego ordenado y sin riesgos ante el que poco pudo hacer el Sevilla, con la pólvora enquistada en el tambor del revólver en este tramo final de temporada. La exigente consigna de vencer por dos o más goles pudo con un equipo asfixiado e inexperto que encontró en la diferencia cualitativa con sus rivales un Everest por escalar. No había oxígeno ni piernas que coronasen tal cima. El Sevilla ya había olido las nubes ante el Manchester; tocaba volver a la realidad. Los cuartos han supuesto una experiencia maravillosa, un trampolín desde el que da gusto caer si se acompaña el resbalón de dignidad y orgullo. Esta vez el agraciado fue Goliat. Tienda de camisetas baratas de futbol, nuevas camisetas del mundial 2018.
Con el firme objetivo de no repetir las debacles europeas de otros grandes clubes en la vuelta de sus respectivos choques, el Bayern formó con el efectivo 4-1-4-1 con el que asaltó el Sánchez Puzjuán. Ulreich repetía en portería ante la baja indefinida de Manuel Neuer, en defensa destacaba la presencia a pie cambiado de Rafinha como lateral zurdo, y Javi Martínez hacía las veces de mariscal a espaldas de un escuadrón de élite concebido para perforar redes. Ribery y Robben se daban cita con las bandas, sempiternas novias de estos viejos rockeros que siguen trazando diagonales tan populares como imparables. James y Müller merodeaban por tres cuartos de cancha con la anarquía de dos mediapuntas que se niegan a ser volantes, de dos versos libres que no quieren rimar con el resto de la estrofa. Una composición en eneagésima que remataLewandowski, el recurso que da sentido al cauce de la pieza. Al final, Heynckes no se decidió entre asonante o consonante, por lo que la figura del gol emergió más disonante que nunca.
En la otra orilla, la orquesta sevillista volvió a reunir a los mismos músicos que vienen integrando la banda los últimos meses. Soria reemplazó como solista a Rico, Jesús Navas volvió a situarse como lateral derecho, donde aparece más como una solución definitiva que como un parche, y N’Zonzi, Banega y Vázquez llevaron la manija del concierto con el oficio de cada bolo. La desaparición de jugadores de control como Thiago y Tolisso de la medular teutona facilitó la posesión del cuero, pero el Bayern no es el Manchester. Pocas veces pudo conectarse con Correa, Sarabia o Ben Yedder, portadores de violines en la que debía ser una noche de heavy metal. La entrada de Muriel, Nolito y Sandro no hizo ceder un ápice a un equipo acostumbrado y casi obligado a llegar temporada tras temporada a semifinales.Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
La primera parte arrancó con ocasiones tímidas para ambos conjuntos, conscientes de la importancia de no ceder espacios atrás. El Sevilla era quien más debía arriesgar por la urgencia del gol, pero renunciar a resguardarse de la trituradora ofensiva del Bayern no es tarea fácil. Sarabia, goleador en la ida, lo intentó con un disparo que pudo ser penalti por mano de Boateng. Fuera de eso, los hispalenses dedicaron la primera parte a hacer turismo en el campo del Bayern, faltos de la chispa y el duende que suelen secundar a la épica.

Sporting

Sufriendo. Así ha conseguido el Atlético sellar su pase a semifinales de la Europa League. Tras el gol Montero en el veintiocho los de Simeone tuvieron que defender con uñas y dientes la ventaja conseguida en el Metropolitano. Oblak y Savic consiguieron mantener vivos a los atléticos, y Griezmann pudo matar la eliminatoria en la recta final del encuentro con dos unos contra uno. Finalmente no hubo sorpresa en el Alvalade .
Una intensa lluvia protagonizó los primeros minutos del partido. El Atlético, con la ventaja del encuentra de ida, no quiso arriesgar adelantando sus líneas, lo que le acabaría pasando factura. Tienda de camisetas de las Selecciones para el Mundial 2018, de alta calidad y al mejor precio.
El equipo de Jorge Jesus pudo poner el 1-2 en el global al cumplirse el minuto diez, cuando los colchoneros fallaron en un marcaje a la salida de un córner que aprovechó Coates para poner aprueba a Oblak. Una vez más el esloveno demostró su valía con una espectacular intervención.
Los locales eran superiores, y conseguían poner contra las cuerdas a la zaga atlética mediante centros laterales y balones parados. Los de Simeone se ahogaban en el diluvio portugués.
Poco tardó en llegar el primer tanto de los verdiblancos. Montero llegó a un balón al segundo palo que no pudo atajar Oblak para poner por delante a los suyos. La eliminatoria se complicaba para los madrileños.Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
El gol reactivó al Atlético. Con más presencia en campo rival y un mayor porcentaje de posesión los rojiblancos (hoy vestidos de amarillo) dejaron de sufrir atrás.
En la recta final del primer tiempo el juego volvió a volcarse de cara a los leones. Oblak tuvo que volver a intervenir para evitar la igualada en la eliminatoria.
Los primeros cuarenta y cinco minutos finalizaron con una casi nula participación de Griezmann y Costa. Los colchoneros necesitaban de su delantera para generar peligro y cortar la hemorragia.
Con la reanudación del juego se vio un mejor Atlético, ejerciendo una mayor presión en campo contrario. Sin embargo, las buenas noticias le duraron poco. Cumplido el minuto cincuenta Diego Costa salió lesionado, al igual que Lucas en el descanso.
La intermitencia de los de Simeone impedía que el juego se desarrollase con tranquilidad. Griezmann hizo el primer disparo a puerta de los españoles en el cincuenta y siete.
A raíz de esta ocasión el cuadro atlético empezó a generar peligro sobre la portería de Patrício.
El Atleti cometía muchas imprecisiones en la salida de balón, permitiendo robar al Sporting sin que los madrileños pudiesen recuperar la posición. Pese a esto los colchoneros trataban de salir con el esférico controlado, y cuando lo conseguía generaba mucho peligro al llegar con espacios a campo contrario.
Entrados en los últimos diez minutos Griezmann tuvo hasta en dos ocasiones la posibilidad de matar la eliminatoria. El ariete francés erró en la definición ante Patrício, primero enviando el balón al cuerpo del meta luso y después mandando el esférico fuera.
El Sporting se volcó en ataque en busca del tanto que forzase la prórroga. Tras las dos ocasiones del galo al Atlético le tocaba defender con uñas y dientes.
Tras cumplirse los tres minutos de añadido los atléticos volvieron a respirar. El Atlético estaba en semifinales a pesar de todo

Augusto y el Atleti

A mí Augusto no me parece un plus en este sentido. Sí lo fue en clave “Atlético de los cuatro centrocampistas”, que vino a ser la forma de recuperar ese plus respecto al resto en 2016, pero no es un mediocentro que, incluso estando bien, tenga las rutinas y las cualidades para corregir esta situación. Seguro que será un plus, sobre todo a la hora de evitar que lleguen a esa zona, pero una vez el rival ha llegado… Augusto es otra cosa. Extremo, interior y mediocentro en un Celta de Berizzo que defendía en la frontal del rival. 
A mí es que me parece que a Saúl le pasan cosas parecidas a Thomas en términos de concentración y de lectura de las acciones defensivas. Es un jugador que va a marcar diferencias ahí, seguro, más pronto que tarde, pero ahora mismo Saúl es menos de lo que parece en estos aspectos Al contrario que Koke, por ejemplo.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
Hay un deterioro generalizado de la estructura, desde el cambio en la configuración de plantilla, la energía que se invierte en mejorar el plan defensivo, la pérdida de referentes, cuánto tiempo se dedica a estas alturas de proyecto a entrenar y perfeccionar un repliegue. Creo que han cambiado muchas cosas en este Atlético de Madrid, y que no sé si Simeone quiere volver a recuperar esa identidad de manera inequívoca. Tiene una plantilla muy diferente, maneja un momento muy diferente… es complicado que sólo tácticamente pueda lograr ser el equipo que era.
Creo que han cambiado muchas cosas en este Atlético de Madrid, y que no sé si Simeone quiere volver a recuperar esa identidad de manera inequívoca”. 
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
Es que yo creo que el Atletico de Simeone está en transición. Una transición dolorosa por la falta de gol en general, ya no solo de los delanteros que es algo sangrante, sino de la segunda linea en llegada y de los centrales en juego aéreo. No está siendo fácil porque no le sonríe ni la suerte y es que hay una cosa que no ha cambiado como apuntáis y es que si el Atleti no hace el segundo gol los segundos tiempos terminan siendo un infierno, no digamos ya si empieza perdiendo, cosa que pasa menos veces por la presión alta que suele desplegar en los primeros tiempos. 
El deterioro en la estructura tiene que ver, o eso creo yo, con el paso de los años y la no llegada este año de nuevas piezas. El año pasado como se ha dicho muchas veces por aquí, ya Simeone sacó oro a la plata. La sanción fue un palo y se ha juntado con la baja forma de varios jugadores en este comienzo de temporada.
Para mí la diferencia entre Vitolo y Yannick es que Vitolo con continuidad y siendo la estrella de un equipo que le potenciaba se fue hasta los 4 goles en 38 jornadas en su mejor temporada. Vamos que en gol y talento no hay comparación posible. Pero briega mucho Vitolo.

Costa para el equipo

Costa va a suponer que el equipo defienda mejor. Bastante mejor. Una amenaza de gol a 60 metros de la portería rival facilita las cosas al equipo que defiende, y es más difícil que lo empotren contra su portería. En un partido contra, digamos, el Madrid (siguiente grande del calendario), no es lo mismo proponer una fase de repliegue con Gameiro/Torres en punta abortando ataques prometedores, que una con Costa acompañando a Griezmann. Los centrales subirían menos alegremente, los laterales no pueden descolgarse tantísimo (o si lo hacen, probablemente lo pagarán… etc). 
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
Es que el Atleti de ahora no tiene capacidad de amenaza real cuando está en su campo. Carrasco podría haber corregido esto, porque como dice Quintana tiene un desborde y una velocidad de primer orden, pero la realidad es que no sabe ser un argumento en transiciones de forma constante. Hasta ahora, encerrar al Atleti es algo que sale gratis al equipo que ataca, sea el Barcelona, el Villarreal o el Elche, y eso cercena el potencial de cualquier plan que pase por repliegue. 
Que el principal problema del Atlético de Madrid este año es el debe en juego aéreo es un hecho. Anteayer salía un dato, de cada 2 córners en contra 1 es rematado por el rival, luego están los datos apabullantes de recibir 7 goles de cabeza, 10 de centro lateral etc. 

Y por supuesto, esto se debe a que Savic, Juanfran y la figura del pivote están a un nivel bajísimo. Pero además, yo veo un problemón a la hora de cerrar las bandas, me explico. 
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
El Cholo parece haber querido cerrar el carril central debido a la falta de consistencia de tener a Thomas en el centro, y ahí últimamente vemos un trivote con Saúl y Gabi ayudando al Ghanés, el problema es que las ayudas de Correa, Carrasco o Gaitán (la jugada del gol de Suarez es sangrante) no llegan a apoyar a los laterales, que están a un nivel bajísimo. Este hecho, sumado a que Thomas no cubre la zona de penalti y que Gabi tampoco llega deja a los dos centrales más lateral contrario solos con un espacio tremendo dentro del área que el delantero de turno puede utilizar para llegar en carrera y rematar. 
En mi humilde opinión, la solución está en que sea Saúl el que cierre casi como líbero cuando el atlético repliega, es verdad que pierdes salida pero ganas una pieza fundamental por arriba para crear el triángulo entre dos centrales y el pivote que cierren espacio dentro del área. Ya desde ahí cuando aguantes la bola, podrá subir Saúl y que sean Gabi o Thomas los que le hagan la cobertura.
Para mí la principal diferencia entre Yannick y Vitolo es que Yannick juega para su jugada y Vitolo tiene una jugada individual muchísimo menos determinante pero también una muy superior influencia sobre el juego del equipo.
Augusto puede solucionar y cuánto estos problemas. Lleva con el alta un mes y no ha entrado en los planes de Simeone. Cuando llegue Vitolo, Saúl, Koke, Thomas y Gabi van a jugar mucho por dentro y no sé qué idea tiene el Cholo para Augusto en este contexto. Yo tengo la impresión de que es muy difícil que vuelva a ser importante, sinceramente.

Es vital un lateral

Pablo Machín: “La idea que teníamos era jugar con dos puntas (Stuani y Portu) y tres centrocampistas, con Granell llegando a ayudar al carril. El Valencia es un equipo que mete mucho a sus extremos por dentro, así que nosotros queríamos encontrarlos ahí.
Pero ellos nos han apretado mucho, sobre todo por fuera. Generaban superioridades por ahí. Las ocasiones no era muy claras, pero aun así hemos tratado de corregir situando ahí a Alex ayudando más, luego hemos cambiado a Pera Pons, al final hemos hecho un cuatro en el mediocampo con Portu… La lástima ha sido cómo han llegado los goles. Porque independientemente de que te generen superioridades por fuera, los goles se anotan en el área”.
Descubre las camisetas de Fútbol de las selecciones del mundial 2018,llevatelas al mejor precio
El Girona de Pablo Machín rompió su esquema habitual para así adaptarse al Valencia de Marcelino García Toral. El cambio de su ya típico 5-2-2-1 por el 5-3-2 utilizado en Mestalla tenía como principal finalidad el cortocircuitar el juego interior del conjunto valencianista, que tiene en el pase vertical de Dani Parejo a Rodrigo una de sus principales vías de peligro. El planteamiento de Machín consiguió con éxito limitar estas combinaciones interiores valencianistas, pero a cambio de esto desguarnecía unos costados por los que Gayà y Guedes comenzaron a incidir con peligro.
El Valencia de Marcelino no lograba desarbolar al Girona, pero sí ganó los suficientes metros y metió el suficiente ritmo como para provocar dos errores visitantes que se tradujeron en dos goles, una victoria y tres valiosos puntos.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Paco Jémez: “El equipo se ha soltado un poquito más, pero es verdad que la gente todavía no asume sus responsabilidades ofensivas. Necesitamos más, mucho más. Nos sigue faltando ese último cuarto de campo en el que tenemos que generar mucho más. Pero vuelvo a repetir: todos los equipos tienen sus recursos para marcar. El Eibar no es que haya tirado mucho más, pero con dos balones aéreos nos han ganado el partido. Ahí es donde tenemos que tener en cuenta que también tenemos que defender mejor. Claro que en ataque tenemos que hacer mucho más para que los jugadores vean las posibilidades que tenemos de ir arriba, pero eso es trabajo y las dinámicas no se cambian en un día. Pero lo que nosotros no podemos hacer es regalar un partido en dos jugadas que son muy previsibles y muy controlables”.
A la UD Las Palmas todavía le queda mucho camino por andar de la mano de Paco Jémez. Aunque se vio una mayor activación general, que sobre todo se plasmó en una mejor defensa posicional, al equipo canario aún le falta encontrar y trabajar los automatismos sobre los que debe descansar su juego. En ataque apenas pudo encadenar secuencias de pases. Todo era demasiado rápido y muy descontrolado. No había espacio para la pausa o el control. Y en defensa, aunque se mejoró, sobre todo a la hora de frenar el ritmo armero, la defensa del área en los balones aéreos volvió a penalizar en exceso a un equipo al que, de momento, sólo hay que soplar para que se caiga. Paco Jémez tiene mucho trabajo por delante.